Ciudadano Sócrates.pdf

Ciudadano Sócrates

Solana Dueso, Jose

Sinopsis: Sócrates ha cumplido los sesenta y cinco años cuando termina la guerra  del Peloponeso. La victoriosa Esparta impone en Atenas un régimen oligárquico, conocido como los Treinta Tiranos, encabezado por Critias. El nuevo régimen, patrocinado y asistido por una guarnición espartana, desencadena una terrible oleada de represión y asesinatos contra los partidarios de la democracia, que se ven forzados al exilio. Sócrates sigue con su vida tranquila en Atenas. Pocos meses después, los exiliados, dirigidos por Trasíbulo, logran llegar al Pireo y derrotan a los tiranos, muriendo en la batalla sus principales cabecillas. La democracia es restaurada y los bandos enfrentados, demócratas y oligarcas, sellan un pacto de reconciliación, que pudo afianzarse tras más de un año de tensión e incertidumbre. Concluido el terrible episodio de la guerra civil, los líderes de la democracia restaurada, como otros muchos ciudadanos atenienses, se preguntaron si no tendrían algo que ver las enseñanzas de Sócrates con  la conducta criminal de algunos de sus discípulos, como Critias o Alcibíades. Con el ánimo de arrancar del acusado un mensaje de rectificación, en la primavera del año 399 a.C., Sócrates fue llevado ante un tribunal, pero la palabra que Atenas esperaba oir de su boca nunca fue pronunciada. Ciudadano Sócrates sitúa al lector frente a preguntas que nos atañen y  cuyas respuestas siguen envueltas todavía hoy en un halo de incertidumbre. ¿Fueron las enseñanzas de Sócrates del todo ajenas a los crímenes y traiciones de sus discípulos? Si es cierto que Sócrates  pasó toda su vida dedicado a cultivar la virtud, ¿cómo es que fracasó  en su propósito de hacer virtuosos a sus seguidores más cercanos? ¿Por qué el discurso moral de Sócrates, tan elevado y sublime, fue incapaz de contener los instintos perversos de sus discípulos?.

Los antecedentes. Hijo de Sofronisco de Alopece, nacido en el 470 a.C. en esta misma población ática de la polis de Atenas, Sócrates fue un ejemplar y popular ciudadano ateniense que había Escepticismo, relativismo y nihilismo práctico son lacras profundamente impresas en la vida pública y privada de Atenas cuando Sócrates, un ciudadano más bien modesto que vive de su trabajo de alfarero, aparece en la vida pública.

2.56 MB Tamaño del archivo
9788484652755 ISBN
Gratis PRECIO
Ciudadano Sócrates.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.bordersports.mx o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

19/01/2015

avatar
Mattio Mazios

Sócrates enfatiza la necesidad de crear conocimiento a través de la razón, son obedecer a criterios estéticos. 27. Para encontrarte a ti mismo, piensa por ti mismo. Una frase de Sócrates a favor de la creación de un criterio propio mediante la reflexión. 28. Cuando el debate se ha perdido, la calumnia es la herramienta del perdedor

avatar
Noe Schulzzo

03/11/2018 Sócrates deambulaba por las plazas y los mercados de Atenas, donde tomaba a gentes corrientes (mercaderes, ... pero prefirió acatarla y morir, pues como ciudadano se sentía obligado a cumplir la ley de la ciudad, aunque en algún caso, como el suyo, fuera injusta. Peor habría sido la ausencia de ley.

avatar
Jason Statham

"Sócrates. Juicio y muerte de un ciudadano" podrá verse en la Sala Fernando Arrabal de las Naves del Español desde el 5 de febrero y hasta el 28 del mismo mes. Las funciones están previstas de martes a viernes a las 20 horas, los sábados a las 19 y las 21.30 horas y los domingos a las 19 horas. A final de cuentas para Sócrates antes que su vida, es más importante la sociedad, las leyes, la justicia. Por perseguir la virtud, Sócrates acepta la muerte, se ve en lo que se muestra en la lectura que los principios y la moral regían su vida. 8.- Investiga un caso contemporáneo que ejemplifique la postura de Sócrates en el dialogo.

avatar
Jessica Kolhmann

En efecto, Sócrates solía decir que no conocía nada del todo, excepto el ... de la razón" a resguardar al ciudadano de ese pensamiento en masa, controlable, ... 26 Nov 2019 ... Miguel Ruiz Muñoz. Cómo y por qué un ciudadano no debe escapar a la observancia de la ley. “Nosotras [las leyes] proponemos lo que ...