El opio y el hachís.pdf

El opio y el hachís

Theophile Gautier

Hasta el final de la cena yo me sentí perfectamente tranquilo, aunque las pupilas de mi otro comensal comenzaban a centellear extrañamente y a volverse de un azul turquesa totalmente singular. Una vez retirado el cubierto, y todavía en posesión de mi juicio, fui a sentarme al diván, donde me instalé en medio de un estampado marroquí de la manera más cómoda posible para alcanzar el éxtasis. Al cabo de algunos minutos me invadió un embotamiento general. Me pareció que mi cuerpo se disolvía y se volvía transparente. Veía con mucha claridad en mi pecho el hachís que había comido en la forma de una esmeralda de donde se escapaban millones de pequeñas chispas

– Madjoum: variedad de Extremo Oriente formada al mezclar el hachís con el opio, el estramonio y la nuez vómica. ¿Cuándo se utilizo marihuana o hachís por primera vez? Existen referencias históricas del uso del cannabis en China casi 3000 años a. C. donde era utilizada como planta medicinal para combatir principalmente enfermedades reumatoides y malaria. El opio y sus derivados (morfina, heroína, etc.) constituyen las drogas más adictivas. Por ejemplo, un trabajador medio chino adicto al opio gastaba dos terceras partes de su sueldo en esta droga, dejando a su familia en la miseria. [cita requerida] Para 1839 el opio ya estaba al alcance de los obreros y campesinos.

6.15 MB Tamaño del archivo
9789871920990 ISBN
Gratis PRECIO
El opio y el hachís.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.bordersports.mx o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

La marihuana y el hachís están considerados como drogas blandas. A diferencia de los derivados del opio (morfina, heroína,etc) y de otras drogas (LSD, cocaína, etc), no producen síndrome de abstinencia, ni necesidad física de consumirlos, aunque si que «enganchan» psicológicamente.

avatar
Mattio Mazios

El opio y sus derivados (morfina, heroína, etc.) constituyen las drogas más adictivas. Por ejemplo, un trabajador medio chino adicto al opio gastaba dos terceras partes de su sueldo en esta droga, dejando a su familia en la miseria. [cita requerida] Para 1839 el opio ya estaba al alcance de los obreros y campesinos. Hachís, 5 Meo – DMT, opio, THC, ayahuasca u otras sustancias naturales que son comunicadores neuronales que permiten estados alterados de conciencias. La Organización Mundial para la Salud considera que sustancias como DMT, o el THC que proviene de la canabis no es una “droga” sino que tiene una función medicinal.

avatar
Noe Schulzzo

En cambio, el beneficio neto de una hectárea de hachís es de US$3.341 comparado con US$2005 por hectárea de opio. Afganistán produce el 90% del opio del mundo, el principal componente de la

avatar
Jason Statham

– Madjoum: variedad de Extremo Oriente formada al mezclar el hachís con el opio, el estramonio y la nuez vómica. ¿Cuándo se utilizo marihuana o hachís por primera vez? Existen referencias históricas del uso del cannabis en China casi 3000 años a. C. donde era utilizada como planta medicinal para combatir principalmente enfermedades El opio se puede fumar, se puede ingerir por la vía oral o se puede beber como una infusión (té). Para poder fumar el opio se debe diluir la sustancia en agua y después calentarla a fuego lento, para posteriormente proceder a filtrarla y volver a calentarla hasta lograr que se evapore toda el agua (proceso de evaporación).

avatar
Jessica Kolhmann

20/05/2018 OPIO Y EL HACHÍS, EL, GAUTIER, THÉOPHILE, 9,90€. Hasta el final de la cena yo me sentí perfectamente tranquilo, aunque las pupilas de mi otro comensal comenz...