Una confesión póstuma.pdf

Una confesión póstuma

Marcellus Emants

Willem Termeer, el narrador de «Una confesión póstuma», se presenta a sí mismo como un hombre apático, desagradable e indiferente a todo cuanto le rodea. Hijo de una madre fría y vanidosa y de un padre enfermizo e irascible, uno de sus primeros recuerdos es el de su ingreso en la escuela, donde se sentía como un conejito al que han arrojado a la jaula de las fieras. Sumido en un mar de pulsiones que es incapaz de satisfacer, Termeer culpa de su miserable existencia a sus genes y a una sociedad que se rige por una moral hipócrita. Una sociedad a la que odia y teme con intensidad porque se siente excluido de ella. Su matrimonio con una joven de provincias solo empeorará las cosas y lo conducirá, en última instancia, a cometer un acto del que solo podrá librarse a través del papel. «Una confesión póstuma» es una de las novelas más relevantes de la literatura neerlandesa y, junto con «Indigno de ser humano», de Osamu Dazai, y «Memorias del subsuelo», de Fiódor Dostoievski, una de las mejores y más perturbadoras muestras contemporáneas del género confesional inaugurado por Rousseau. Publicada por primera vez en 1894, esta obra ha cautivado a escritores como J.M. Coetzee, autor del prólogo y de la única traducción al inglés de esta novela.

Compañera Margarita Zapata, la entrega póstuma de la condecoración Emiliano ... Y bueno, debo hacerles una confesión: es una ventaja hablar en La Lucha, ... En su confesión póstuma al cura del pueblo Matilde afirma haber asesinado a su marido, 40 años antes, y haberlo “sepultado” en un arcón de la cochera, arcón ...

5.29 MB Tamaño del archivo
9788494062766 ISBN
Gratis PRECIO
Una confesión póstuma.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.bordersports.mx o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

Una confesión póstuma es una de las novelas más relevantes de la literatura neerlandesa y, junto con Indigno de ser humano, de Osamu Dazai, y Memorias del subsuelo, de Fiódor Dostoievski, una de las mejores y más perturbadoras muestras contemporáneas del género confesional inaugurado por Rousseau. Publicada por primera vez en 1894, esta obra ha cautivado a escritores como J.M. Coetzee, autor del prólogo y de la única traducción al inglés de esta novela. Una confesión póstuma (al margen) de Marcellus Emants en Iberlibro.com - ISBN 10: 849406276X - ISBN 13: 9788494062766 - Sajalín - 2013 - Tapa blanda

avatar
Mattio Mazios

Una confesión póstuma, de Marcellus Emants La nacionalidad holandesa del autor, la fecha de publicación de la obra, la historia de la traducción al castellano convierten a Una confesión póstuma de Marcellus Emants en un libro irresistible antes mismo de que lo leamos.

avatar
Noe Schulzzo

Una confesión póstuma (al margen): Amazon.es: Marcellus Emants, Gonzalo Fernández Gómez: Libros.

avatar
Jason Statham

Una confesión póstuma es una de las novelas más relevantes de la literatura neerlandesa y, junto con Indigno de ser humano, de Osamu Dazai, y Memorias del subsuelo, de Fiódor Dostoievski, una de las mejores y más perturbadoras muestras contemporáneas del género confesional inaugurado por … Agua, EnergÍA, Cambio ClimÁTico Y Otros Estudios De Derecho Ambiental En Recuerdo A RamÓN MartÍN Mateo ebook - Antonio Embid Irujo .pdf

avatar
Jessica Kolhmann

Saltar al contenido principal.com.mx. Hola, Identifícate Una confesión póstuma (1894) es una novela poderosa que funciona como esa tela de araña a la que antes hacíamos referencia. Envuelto en los hilos del personaje de Willem Termeer, el lector no puede hacer otra cosa que asistir a la continua evaluación de su psicología y sentirse asfixiado por la construcción del personaje que Marcellus Emants elabora con la precisión de una araña.